Fotulis y fotelis

Instagram

domingo, 4 de diciembre de 2011

A mi? Nunca

Hace unos días, charlando con no recuerdo quien, surgio el tema "Que te gusta en un hombre?".
Una puede decir 3 o 4 cosas puntuales, cagarse de risa y cambiar de tema, pero después, pensando, analizando, te armas una idea mas o menos fija de lo que, a esta altura del partido, sabés que querés y que NO querés.

A ver...primero, el susodicho tiene que gustarme fisicamente. Es choto, pero por más que amo la Coca Cola, si el envase fuese de telgopor amarillo, no la compraría.
La edad no me importa. Estuve con gente más chica que yo, y con gente más grande. Si vamos al hecho, mi ultima relación, el tipo está cercano a los 40 y demostró ser un pelotudito que aún no cayó del catre. Así que a partir de los 22 años (Tudo bom, tudo legal, jajajaja), adentro.
La sonrisa. Tipo con todos los dientes, y que los muestre sin miedo, adentro. Nada de dientes rotos, please.
Más altos que yo, lo cual, para mi Metro 65, es facil de conseguir.
Secundario completo. Me niego a discutir con alguien que no sabe lo que es estudiar.
Me gustan los tipos que acompañan y se dejan acompañar. O sea, ok, te acompaño donde quieras, pero si después te pido que me hagas la gamba con el Medico, un cumpleaños familiar, o un tramite, no seas forro y acompañame.
Me gusta el tipo que me hace reir. Y eso que no es facil hacerme reir a carcajadas!
El tipo sin vueltas, que me agarra de frente y me dice "Flaca, me gustas/te quiero/ quiero esto con vos/me encantas"...lo adoro. Los mentirosos, corten para otro lado, no me gustan. Para teatro ya estoy yo.
Los tipos que no esconden. Papá, si vas por la calle conmigo, no soy tu hermana, no soy Carlitos. Hacete el gil, dame la mano, o abrazame, y que te chupe un huevo si alguien te ve. Haceme sentir que algo de orgullo te da ir acompañado por mi (asaaaaaaa!)
El tipo con sangre. Ya sufrí un frio. Me gusta el tipo que se enoja y lo dije, el que cela, el que sufre y lo expresa, el que tiene ganas de estamparme contra cualquier pared y darme un beso y lo hace sin pensar.
El tipo simple, en sintesis. No necesita guita para hacer algo conmigo. Yo soy feliz con una gaseosa en una plaza, en la vereda, en una terraza (Y si tenemos ganas, me chupa una teta si hace frio o no)
Me gusta el tipo que me extraña, tiene ganas de verme y hace algo para cumplirlo.
Nunca me regalaron flores, nunca estuve con un tipo que estudie (Y debe ser divino que me digan "Cebame unos mates mientras estudio")
Adoro al tipo que me hace mimos, estemos donde estemos. Necesito contacto fisico permanentemente. Amo los abrazos bien fuertes.
No me van los mujeriegos. Si tenés algo conmigo, sea lo que sea, dedicate a mi. Cuando se corte, hacé lo que quieras


viernes, 2 de diciembre de 2011

Pajeros reloaded

Segunda parte del post de anoche http://cianuroceleste.blogspot.com/2011/12/pajeros-pajeros-everywhere.html



A ver...Este producto promete alargar el pito 10 cm y ensancharlo 4 cm. Y como era de esperar, los maniceros salen de las sombras!!

Hola, tengo micropene y no logro satisfacer a mi novia y hasta creo que se ve con otro hombre.. cuánto más podrá crecer? hay algún otro método? Gracias

Mi vida! Primero, tu novia no te engaña por tener un pito invisible, te engaña porque sos un pelotudo!

Anillo Vibrador Estimulador Clitoris Vagina Erector Pene. Hace falta explicar más?

Hola, cual es la longitud del cable?
Respuesta:
Hola limp, son unos 30cm.


Tanto cable querés? Lo querés manejar a control remoto? Loco, es una paja!

Hola, tenés algun accesorio parecido para el ano que se disimule entre la ropa? Gracias

Este me da miedo. Hay que ser vicioso para querer ir por la calle con un coso metido en el orto



Sin palabras

osea me saldria lo mismo una muñeca completa que la colita......?
Respuesta:
Hola! No, no sale lo mismo! Vos en si que productos estabas necesitando. Por que los dos que vos buscas los tenemos, pero el precio es muy diferente uno al otro!


Además de pajero...RATA!

hola.yo quiero saber si tienen una mujer completa de ese material, que se parezca lo mas real a una mujer,no de las que se inflan..espero su respuesta..gracias

Y si probás, no sé, se me ocurre....levantarte a una mina REAL?

una breve consulta,al momento de eyacular,donde se depositaria el semen? Me preocupa el tema de la higiene,gracias!
Respuesta:
Hola!! El semen se queda dentro, y por el tema de la higiene, el producto es totalmente lavable con agua, y hasta puedes usar si quieres alcohol un poco diluido en agua para mas seguridad en su limpieza. Y ademas si posees algun gel para lubricar el latex del producto, seria recomendado para preservar al mismo!!


Te preocupa el tema de la higiene, no te preocupa cojerte un culo de caucho. Algo no me cierra

hola que tal me llamo diego soy de san nicolas hace tiempo no tengo sexo queria saber si es dificil practicar con esto, si es duro como para ke mi miembro penetre y pueda satisfacerme, tb queria saber que tan real es y si tienen alguno con un poco de pelos


....Sin palabras



Hace falta agregar más? Cinturonga!

Hola soy Javier, recien estoy empezando en esto y con cachito queriamos experimentar con uno de estos. Esta es la medida mas chica que viene ya que te digo la verdad todavia me duele bastante las veces que no me hace cosquillas. Agradeceria tu respuesta, ya que yo soy activo y el no y quiere sentirse como yo

Son Miguel y Cogote!!

jueves, 1 de diciembre de 2011

Pajeros, pajeros everywhere

Estoy en cama, con dolor de panza, me autoimpuse reposo, minito no está on line, así que me estoy fumando un embole de la hostia. Y me puse a ver MercadoLibre, y una cosa llevó a la otra, terminé encontrando las ofertas sexuales!! Enseguida me dije "No, no, esto tengo que compartirlo con la gente que lee el blog!"



A ver...Yo no le encuentro la gracia, es caucho con forma de concha! Pero lo que me mata de ternura son los comentarios!!

Hay distintos tamaños?? tengo 28 cm x 5 xm. Entra??
Respuesta:
se estira -

Papi, con ese tamaño, ningún comprar el chiche, llamame!

hola ke tal mi nombre es franco ferreri de san nicolas me regalaron uno unos amigos por ke estoy separado, lo ke keria saber, cdo keda lleno de esperma, ke tengo ke hacer? por ke kedo como tapado y la verdad me esta haciendo falta muchas gracias
Respuesta:
lavarlo

Este flaco creyó que el caucho absorbe, o el esperma se desintegra?




Para las chicas!! A falta de minito, pito de plastico!!!

Colores disponibles:

*piel

*jelly

*negro

*violeta

*azul

No sé ustedes, pero a mi me daría impresión empomarme a un pito violeta o azul

queria saber si me haces precio por dos besitos
Respuesta:
Hola, por el momento el precio es el publicado. cualquier otra consulta estoy a tu disposicion, saludos-MORONSEX-

Jajajajajajaaaa, por 2 besitos!!!! Como no se me ocurrio a mi!!!


es la primera vez que voy a hacer esto, me recomendas algo mas fino ??? soy amateur y tengo miedo
Respuesta:
Hola, antes que nada te pedimos disculpas por la demora en la respuesta, no habiamos recibiido notificacion de la misma. Elmismo modelo mas fino es de 16x4.5 sino hay otro modelo por el mismo valor de 22 x4 cm pero sin testiculos. Cualquier otra consulta estoy a tu disposicion, saludos-MORONSEX -

Alguien que le explique al muchachito amateur que apenas le tome el gustito, con lo fino se caga de embole




viene alguno mas grande?
Respuesta:
No guil, este es el mas grande. Saludos PASIONALMENTE

VICIOSA!








martes, 29 de noviembre de 2011

Redescubrirse y enterrar cadaveres

Recien llego a casa, son las 6 y media de la mañana casi. Me miré en el espejo, me sonreí. Y vi una mujer que pasó 2 años anestesiada, encerrada, una mujer que fue victima de un impostor, mitomano, una mujer que durante 2 años fue maltratada afectivamente. Una mujer que fue humillada, menospreciada, insultada. Una mujer que durante 2 años agachó la cabeza y aceptó mentiras, abandonos, desplantes. Y me sonreí, al verla renovada y feliz. Sonreí al recordar el porque de mi momentanea alegria. Y ahi vi, a una nueva mujer, con toda una vida nueva por delante, una vida para ella sola, sin cargas mochilas de nadie. Y le dije "Hola, vos!"
Basta de esperar que se haga cargo de sus responsabilidades, basta de creer que me atrae, porque hoy, es un clon desagradable a la vista, basta de creer mentiras que ni él mismo cree, basta de querer mantener un cariño hacia lo que fue.
Basta de recordar lo bueno, si en realidad, fue más lo malo. Soy demasiada mina para tan poco hombre. Soy una mina sana, linda, piola, inteligente, simple, que no tiene porque enroscarse ni perder el tiempo por alguien que pasó y pasará sin pena ni gloria por este mundo. Tengo talento de sobra para conseguir lo que sea, y tengo ovarios de hierro como para bancarme lo que venga. Ni a palos vale la pena intentar fingir afecto por un ser despreciable, adicto, mentiroso, cobarde, que ni siquiera es capaz de ocuparse de un hijo. Hoy, del amor pasé al asco. Y a la lastima. Gente así solo puede terminar bajo un tren.
Yo? Plena, llena, mimada, contenida. Como siempre debio haber sido.
Linda noche. Lindo pasar horas hablando, reir. Lindo permitirse cortar valores y respetos que al pedo conservaba, y dejar que la mujer salga del pozo. Eso si valio la pena. El resto, ni fu ni fa. Todo vuelve en la vida. Y el karma, en este caso, no me va a enfrentar a mi. Todo se cae por su propio peso. Tengo olor a mujer. Olor a mi. Y que te digan "Sos muy copada"...es encantador. Y absolutamente cierto!


lunes, 31 de octubre de 2011

Mi noche con el Conde







Anoche pude cumplir uno de mis tantos sueños. Volví al Radio City, como hace muchisimos años, a ver Dracula, el Musical.
Vi la obra allá lejos y hace tiempo, por el año 1992, y me enamoré de las canciones, de los personajes, de la puesta en escena. Me enamoré del teatro de una vez y para siempre.
Fui con mi vieja, con entradas adquiridad via Plateanet, así que arribamos tempranito, 40 minutos antes del inicio de la función, para retiras nuestros pases. Obviamente, en pocos minutos, el hall estaba repleto de gente. La ansiedad a esa altura, era insoportable. Solo quien ame a Dracula puede entenderme. Antes de entrar, fui al baño que está en el hall del teatro, y pude oir claramente a Juan Rodó probando sonido. La magia se olía en el ambiente!
21,20 exactos, las luces se apagan, el humo empieza a correr por el escenario y comienzan a sonar los primeros acordes de la Obertura. Un muy bien 10 al tecnico de sonido, que supo lograr que escuchemos las voces bien limpias, logrando que quienes no se sabian las canciones de memoria, entiendan de que se trata. El nudo en mi garganta era imposible de tragar. Fueron 17 años de soñar con volver a ser participe de esa función!
Ni hablar de cuando Dracula aparece como una sombra, en el espejo. El teatro se vino abajo en aplausos.
Me sorprendí gratamente con el Jonathan Harker que compone Leonel Francezze. Muy correcto, muy dulce, muy hombre. Una voz impecable a la que no le tenía fé. Tambien amé al Van Helsing de Emilio Yapor. Ni hablar de la Mina que Candela Cibrian supo calzar. Una voz super dulce, potente, perfecta.
Nota aparte para la desubicada que grito "Bravo Cecilia!!" apenas Candela terminó su primer canción solista. Estaría bueno que antes de ver una obra, lean el programita y sepan que actores hacen cada personaje. Cecilia Milone ya no es Mina.
Solté las lagrimas con el "Madre tan solo una vez" de Adriana Rolla, en la piel de Nani. Magistral, helaba la sangre.
Intervalo de 10 minutos, en los que aproveché para salir a estirar las pienras y llamar a mi ex, que no había podido ir, y que estaba tan ilusionado como yo con esa obra. Se lo extrañó mucho, debido a la frigidez emocional de mi vieja, que no aplaudia, no entendia y osó quejarse de lo larga que es la obra. IMPURA, ARDERÁS EN EL INFIERNO!
Obviamente la obra finaliza con una ovación de pie. Imposible no aplaudir hasta que los brazos duelen.
Me quedé hasta que salieron los actores.

Pude sacarme una foto con Adriana, se puso muy contenta cuando le dije que me había emocionado hasta las lagrimas.

Conocí a Leonel, con quien charlé unos minutos. Un amor, cualquiera diría que ese chico tan dulce sería incapaz de tener esa voz, pero la tiene!

Emilio Yapor, que decir, un divino, super calido y humilde, sale del teatro amparandose en que sin su pelo canoso y su barba de Van Helsing nadie lo va a reconocer, debe ser más chico que yo, pero canta y hace temblar las paredes.

Ni hablar de Rodó, es gigante, arriba y abajo del escenario, una sonrisa que ilumina todo.
Salí enamoradisima nuevamente. Y otra vez, soñando con volver a verlos


sábado, 29 de octubre de 2011

Los problemas del transito

No, no es un post sobre las autopistas, ni nada de eso.Es sobre mierda.Este post seria una verdadera cagada (cuack!) si no hablo sobre eso.

Porque diablos se le dice "transito" al acto de cagar?. Se refiere a que la bosta serian autitos y el culo una ruta?.Que filosofa estoy hoy.

Esta tarde, hablando con una demente casi peor que yo, surgio este tema, y me dejó pensando, y ya saben que hago cuando pienso...Divago.

Las publicidades de activia me ponen mal.Pobres esas mujeres que no pueden cagar, son malas madres, se sienten feas, gordas, de mal humor, pero con un yogur al dia, se les afloja todo, y ya esta!.El problema de la humanidad sera que estamos literalmente tapados de mierda?.Si no existiera la constipacion, no habria guerras?

Tengo una amiga que con suerte, caga una vez por semana.Probo de todo, yogur, laxantes, fibras, y nada.Se la banca bien, y habla del tema como quien dice "Que lindo que está el dia".Es mas, ella dice que las pocas veces que va, se sienta de costado, o sea, no en la posicion en la que esta situado el inodoro, a esta altura su archienemigo, si no de costadito.Cuando tuvo a su hijo, vino un dia re feliz a contarme que encontro la forma de cagar mas seguido.Muy intrigada, porque su sequedad ya era un tema de debate, le pregunte cual era su secreto."Una banana", me dijo..."Te la metes en el culo??", le pregunte, ya desparramada de risa, "No, tarada, me como una banana todos los dias"...Asi que el tema esta en la banana....Menos mal que no tengo ningun problema de ese tipo, porque para que yo coma una banana, tendria que estar por morir.

Lo que nunca entendi es la gente que lee mientras caga.Necesitan distraerse acaso?.Tuve un novio que tenia un revistero en el baño.Mi hermano me roba las revistas y aparecen siempre en el bidet.A veces aparece ahi el equipo de musica(del año del jopo, claro).

Otra gente,come y sale corriendo al baño.Eso tampoco lo entiendo.Tampoco entiendo a la mamá de una amiga mia, que dice que fuma despues de comer para ir al baño.Acaso el pucho es laxante?.Si es asi, yo deberia tener diarrea.La gente que come y caga, como hace cuando va a comer afuera?.Visitan todos los baños de cada lugar donde comen?

Lo que jamas pude hacer es ir a otro baño que no sea el mio.No me siento comoda, que se yo.En tu casa sabes cuando se termina el papel, sabés que si tardas, nadie te va a golpear la puerta para ver si estas bien.

Cada uno tiene sus secretos en ese sentido, no?.Yo sé, por ejemplo, que si tomo coca cola, me agarran retorcicones de panza.Mi hijo se clava dos mandarinas y agarrate catalina.Otros con comer acelgas estan hechos.A una amiga mia le pasa con la cindor bien helada.

Sé tambien que es raro que una mujer hable de esto.Para el resto del mundo, no es tema de nenas.Pues sepan, malditos, que las mujeres tambien cagamos, hacemos pis, y a veces, hasta vomitamos.O se creen que Mirtha Legrand no caga acaso?.Piensan que Luciana Salazar jamas dijo "Me pasas un rollo de papel??".Por favor, seamos serios, y caguemonos en todos!!

Brindemos con Activia bebible, ese de gusto a pera y ciruela, que debe ser como tomar caca de bebe liquida, al grito de "por un transito regular, mierda!!"

No quiero irme sin antes darle un credito parcial a Gaby, la chancha que cada tanto me cuenta lo lindo que caga. Esta bien, ella se caga en todo, como debe ser


miércoles, 19 de octubre de 2011

Hoy te toca

No sé si he hablado de vos hasta ahora. Si he escrito un libro donde uno de los personajes estaba basado en vos.
En momentos como el que atravesé este ultimo mes, uno se da cuenta quienes tiene al lado. Y puedo asegurar, hoy, que soy super afortunada por tenerte. Corriste a mi encuentro aquel sabado nefasto en el que te llamé llorando, desconsolada. Sos el unico que me escucha en silencio, que se banca mis minutos de risas, de insultos y mis momentos de llanto. Me estás cuidando de una forma que muy pocos han hecho. Sos el unico que me está ayudando con esta dura transición de vaciar mi casa y dejar atrás una vida que creí sería para siempre. Estuviste ahí, cuando fui feliz, y estás ahora, que debo cargar otro fracaso. Quizás en estos momentos me sienta vacia, o a veces desvastada, pero tengo que admitir que soy la mina con más suerte del mundo, por tenerte. Siempre consideré que la fortuna de un ser humano no se mide en riquezas, si no en afectos, en esas personas que te hechan una mano en buenas, malas y peores. Y con vos, soy millonaria. Ojalá la vida me haga chocarme con alguien exactamente igual a vos. Me enamoraría sin dudarlo.
Tal vez no te lo diga seguido, pero no tenés idea de cuan importante sos en mi vida, y canto te quiero y necesito.

lunes, 3 de octubre de 2011

Cuando las fichas caen

Casi 20 días. La verdad, me sorprende mi recuperación. Son solo 20 días, no es nada, pero a la vez, fue suficiente.
Entendi que no puedo hacerme cargo de actitudes ajenas, no puedo entender ni aceptar pelotudeces. Los motivos son tan pateticos, que la unica forma de olvidarlos, es archivarlos en la lista de momentos bochornosos. No hay excusa que valga ni sirva.
En estos momentos, apunto a mi y solo a mi. Antes dije que descubrí una Celeste nueva. Y la amo. Esta Celeste tine de repente mil posibilidades de laburo, tiene ganas de alquilarse otro depto, decorarlo (Cosa que no sucedio con el depto donde vivia) y hacerlo mi hogar (Cosa que tampoco sucedio antes). Celeste tiene ganas de invitar amigas, sin pensa en si a alguien le molestará. Celeste se pone a cantar en mitas de la noche, duerme tranquila, es feliz.
Al cajón no me va a acompañar nadie más que yo. Soy la unica persona capaz de cumplir mis sueños y fantasias. Bastante tiempo inverti ayudando a que otros cumplan los suyos, y fui mal retribuida. Creo en el Karma, y por eso duermo en paz. No soy yo la que hizo las cosas pesimamente mal. No soy yo la que miente o se esconde. No soy yo la que se boicotea una y otra vez.
Soy yo a que elige gente que me sirva, que me escuche, que se interese por mi, que me de una palabra de aliento y que me digan "No tenés razón" cuando no la tengo.
Estoy llena de cosas hermosas, que me sorprendieron gratamente. Dicen que Dios abre una ventana cada vez que cierra una puerta. Esta vez es cierto. Ahora le puse pilas a mi nueva casa, a mi futuro, a crecer, a ser mejor mina de lo que era. Me costó 30 años forjar mi personalidad, y como una boluda, me dejé pisotear, me marchité. No existe nadie capaz de volver a hacer eso conmigo.
Yo sé que di lo mejor, sé que intenté, sé que no me di por vencida. Sé que ofrecí oportunidades. Y por eso sé que el tiempo me terminará dando la razón, como siempre. Y el día en que algunas fichas caigan....será tarde


jueves, 22 de septiembre de 2011

Solterissima

Eeeen fin, Show must go on, dijo alguna vez Freddie. Y en eso estoy. Para quien no captó la indirecta en el titulo de este post, es un placer anunciarles que he vuelto a jugar en el equipo de las solteras. Obviamente duele, como todo fin de una relación, obviamente aún amo, pero..la verdad? He sobrevivido a cosas peores.
Después de varios días esperando un llamado, un sms, un mail, una paloma mensajera, despues de muchas bicicleteadas de "Ya nos sentaremos a hablar", me he dado cuenta de que no tengo tiempo. Me aburre esperar, pasé demasiado tiempo esperando diversas cosas en mi vida. Lo unico que me jode, en estos momentos, es mi salud. Mi anorexia nerviosa me atacó con tutti, no puedo probar bocado desde el viernes, y no está bueno. Lo positivo, es que ya los jeans quedan grandes!
Mi nueva vida...No sé para que lado rumbeará, sinceramente. Me han ofrecido trasladarme a Bs As, me han ofrecido compartir el depto (Que logicamente sola no puedo mantener. Estoy analizando todo. Por lo pronto, este sabado organizo un ataque comando a mi depto, limpiaré todo, tiraré miles de cosas, y luego se verá.
Si es definitivo o no, no sé. Tampoco quiero pensarlo. Solo el tiempo dirá si ese amor valio la pena o no. Solo el tiempo dirá si se puede volver a intentar o no. Hay muchas cosas que cambiar de ambas partes, y esta bueno tomar distancia para evaluar. Si me extraña o no, quien sabe. Si aún siente amor, quien sabe! Si le hace bien ignorar mi existencia, está bien. Lo que no está nada copado, es dejar muertos de garpe, ni poner todas las fichas para terminar las cosas mal, que se yo. Lo que sea que le sirva a su atormentada alma.
Quisiera desearle felicidad, pero en estos momentos, no me surge desearlo.

martes, 6 de septiembre de 2011

Como dije en mi anterior post, el día en que encontraron el cadáver de Candela, me senté en la cama de mi hijo, lo miré a los ojos y respondí todas sus preguntas. Hubiera preferido no hacerlo, pero el televisor estaba encendido, él miró, leyó la placa que gritaba en su cara “Encontraron muerta a Candela” y supo enseguida de quien se trataba.
Estos últimos días, tuve (Y mantengo) una postura firme respecto a las cadenas de mails, los RT de Twitter y las cadenas en Facebook. Considero que si desde la comodidad de mi hogar escribo 300 veces “Encuentren a X persona desaparecida” no se hace nada. Hay que levantar el culo de la silla y salir a caminar calles. Se encuentra buscando, no detrás de un monitor. Si hoy estoy escribiendo sobre este caso, es porque detesto profundamente que le estén robando la inocencia a mi nene. Leandro tiene solo 8 años, no merece vivir en un mundo donde ya a esa edad sabe que hay gente que secuestra chicos, los viola, los mata o los obliga a prostituirse. Leandro merece vivir en el mismo mundo en el que me crié yo, jugando en la vereda mientras mi vieja cocinaba dentro de casa, donde lo único peligroso era cruzar la calle. Leandro nació en un mundo en el cual, al momento de nacer, le pusieron una pulserita identificatoria que me aseguraba de que él era mi hijo, para que no me lo roben. Nació en un mundo donde mi abuela lo seguía cada vez que las enfermeras se lo llevaban a neonatología, por el miedo de que alguien lo secuestre. Nació en un mundo en el cual tuvo que saber que tenía que ir a un baño público de mujeres, conmigo, porque si entraba solito al baño de hombres, alguien podía tocarlo.
Leandro es un ser muy especial, demasiado avanzado para esta realidad. Es un pendejito con el que se puede hablar de todo, sin pelos en la lengua, al que me senté a explicarle porque decir Puto era un insulto discriminatorio, porque ser homosexual no es nada malo. Leandro, a su edad, ya sabe que un gay puede ser padre o madre, que se puede casar y puede vivir al igual que vivimos los demás. Leandro, a su edad, sabe porque hubo una guerra, porque hubo un golpe de Estado, porque hay desaparecidos. Leandro sabe que existe el Sida, el Cáncer y la gripe A.
Leandro, a sus 8 años, no debería saber que hay tratantes de blancas, ni hombres golpeadores, ni violadores, ni hijos de mil putas que son capaces de cagarle la vida a alguien de su edad. Leandro no debería saber que no todos los curas son buena gente, no debería saber lo peligroso que es soltarme la mano en la calle.
A su edad, mi miedo era que el hombre de la bolsa venga a buscarme cuando me portaba mal. Hoy, para Leandro, el hombre de la bolsa se lleva aún a los chicos que se portan bien. El cuco ya no se esconde debajo de la cama o dentro del ropero. El Cuco está en la esquina, está disfrazado de amigo de papá, de tío, de padre, de abuelo, de vecino. El Cuco puede ser cualquiera. El Cuco puede estar dentro y fuera de casa.
Antes, mi principal miedo era que Leandro se ahogue con la comida, se ahogue en a bañera cuando se empezó a bañar solo, que salte en la cama y se rompa la cabeza. Hoy, mi miedo es que a Leandro lo toquen, lo miren, lo violen, lo secuestren, lo maten o lo desaparezcan.
Antes, mi miedo era no ser la madre que él merece. Hoy, mi miedo es que alguien le haga algo. Mi miedo ya no es que se enferme. Mi miedo es que me suelte la mano en la calle y alguien me lo arrebate y se lo lleve.
Dios sabe que lo que más quiero en el mundo es tener otro hijo, y tenerlo con mi marido. Pero… A que precio? Si no tuve otro hijo hasta ahora, fue porque perdí embarazos, o porque no consideré que sea el momento ideal, pero ahora, realmente, me da miedo. Miedo a que alguien les siga robando la inocencia y la magia de la infancia a mis hijos. Miedo a que el Cuco, o el Hombre de la bolsa, que antes eran imaginarios, me los quiten.
Antes, solía pedirle perdón a mi hijo por no ser una buena madre. Ahora, solo queda pedirle perdón por haberlo traído a un mundo así





miércoles, 31 de agosto de 2011


Lo que más deseo en esta vida, es que seas feliz. Que mantengas tu inocencia, pese a la gran cantidad de hijos de puta que nos rodean.
Hoy una nena de 11 años fue encontrada muerte. No puedo imaginar el dolor que sentiria si ese fueses vos.
No seré la mejor madre del mundo, es más, nosotros tenemos una relación más de amiguitos que de madre e hijo, pero hoy, al tener que sentarme a explicarte el desastre que se ha hecho con Candela, lo unico que puedo hacer es rogar que no sigas perdiendo tu inocencia.


lunes, 22 de agosto de 2011

No soy virgen, pero hago milagros!

Hay un tema recurrente que nos ronda en la cabeza a las mujeres en torno a las fantasías sexuales. Llegar a casa, hecha pelota después de un día de matarte trabajando, que tu macho-marido-novio-chongo-amigarcha-vecino (En mi caso, marido) este cocinando (OK, ya el hecho de que Pablo cocine seria una fantasía en si…) acercarse por detrás, meterle un beso terrible y que nos arrincone contra la mesada de la cocina. Pero…que complicado seria! Si le calculas mal, te pinchas el culo con un tenedor, te bañas con la olla llena de agua hirviendo, y la mesada esta fría!
O filmarte en plena sesión de viva la pepa…En el momento te sentís una diva porno, pero después, al verlo, indefectiblemente, te querés matar! “Esos somos nosotros teniendo sexo o es un torneo de sumo?”
La cosa es que, de alguna manera u otra, si querés realizar tu fantasía sexual, vas a encontrar cierta cantidad de inconvenientes técnicos, que te van a llevar a decirle a tu pareja…”Mi amor, vamos a la cama? Pero a dormir, eh! Esto de intentar el Kamasutra me dejo hecha mierda!”
Hasta ahora pensaba que la peor frase que te puede decir tipo es: "Tenemos que hablar...".
Pero no, nada que ver, la peor frase que te pueden decir es: "Yo también te quiero... pero solo como amiga".
Eso significa que para el sos la mas simpática del mundo, la que mejor lo escucha, la que mas sabe de su vida y sus mas íntimos secretos... pero que no va a salir con vos NUNCA!!!.
Yo creo que la amistad entre hombres y mujeres existe, pero si pudiera, te doy.
Con esto no quiero decir que tanto Jonatan como Román, dos hermanos que me dio la vida, dos grandes amigas con pito (Que no es lo mismo que dos amigos con grandes pitos), se sientan con derecho a venir y tocarme una teta. Si son amigos, es porque ya me di por vencida en mis intentos de comermelos. Culpa de ustedes. Los amo, pero ya está!
El tema de tener un amigo hombre, es que si te gusta, te tenés que bancar oír sus problemas sentimentales mientras masticas la goma espuma de la silla. Y cada vez que te dice que se peleó con la novia, renovás (Al reverendo pedo) las esperanzas. Cuando lo hace, vos atacas con la técnica de "consoladora": "No llores, esa Laurita es una pelotuda, flor de trola. Te haría mejor una mina que te comprenda, una mujer que sepa estar ahí cuando lo necesitas...Que sea bajita, que sea morocha, que no tenga mucha teta, que se llame Celeste... como yo".
Al menos, siendo amiga podes meter cizaña para eliminar competencia. Es la técnica del "gusano miserable". Cuando el te dice:
“Ay, que fuerte que esta Jessica, no?”
“Jessica? Es linda, si... un poco bizca”
“No es bizca, lo que pasa es que tiene una mirada muy tierna”
“Si, en eso tenés razón, me fije el otro día, cuando miraba a Facundo”
“No lo miraba a el, me miraba a mi”
“Ves que es bizca?”
Y ni bola te da, el hijo de puta no solo SI se pone de novio con Laurita, o Jessica, sino que además, te deja a su perro para que se lo cuides porque el se lleva al gato de turno (Si, su nueva novia, que no sos vos!) de vacaciones…
Y ahí te quedas vos, tontita, sola, con el perro….que de última, es el mejor amigo del hombre!
Dicen que los perros ven en blanco y negro. Que bajón que todos los días parezcan el año del pedo. En cuanto a los gatos, se los critica mucho diciendo que son los animales más boludos del planeta Tierra y está comprobado, porque a cada modelo hueca le decimos “Gato”.
Muchos se aprovechan de la ternura que provocan estos animalitos para poder hacer películas, como por ejemplo, 101 dálmatas. ¿Quién quiere tener 101 dálmatas? ¡101 dálmatas! O sea, 101 Dogui, 101 platos, 101 paseos por el parque, y 10.001 pelos en la casa. O sea, ¡101 dálmatas! Comprate una perrera, chabón, y dejate de joder.
Después está “Mira quien habla” con John Travolta en la cual los perros hablaban.
Esto comprueba que los guionistas de Hollywood tienen fácil acceso a la droga. Y hay películas de otro tipo de animales como Babe, el chanchito valiente. Un chancho valiente. ¿Qué debemos suponer con eso? ¿Acaso es un mensaje alentador para los gordos? Es que no veo otro motivo para hacer una película de chancho valientes. El que no era valiente era Scooby Doo que salía corriendo para todos lados. Pero ojo, no corría porque había monstruos, corría porque con ese grupo de pelotudos que tenía en la Van daban para irse a la mierda.



Cosas que me la bajan


Soy súper intolerante. Hinchapelotas. Histérica. Maniática. Una de mis frases de cabecera es “Si tuviese pito, esto me lo baja”
Me gustan las cosas a mi manera, a pesar de ser totalmente open mind y aceptar las demencias ajenas, incluso, hasta las espero, pero hay cosillas que me sacan definitivamente de quicio!!!

- La impuntualidad
- En mi trabajo, que digan “Si, mañana te llamo y confirmamos el turno” y que nunca llamen (O sea, no soy esclava de nadie, para atender una clienta tengo que organizar horarios, traslado, arrastrar un bolso gigante con mis herramientas, programar otras citas por tema de horarios, tiempos, zonas, etc. Piénsenlo bien antes de dejar de garpe a alguien que labura a domicilio. Le están cagando mucho más que el dinero de ustedes!)
- Que me digan cosas obvias y ridículas
- La ignorancia
- Los falsos rumores (Gente, vengan a preguntarme, es más simple, limpio, y no tengo nada que esconder)
- La gente que se cree con derecho a opinar sobre mi vida sin siquiera investigar mis motivos
- Pintarme las uñas y que se corra el esmalte fresco
- Las minas cursis y naïf (Todas somos ñoñas, pero el exceso de corazoncitos, de Sabina, de Twilight, de Benedetti, de mal de amores y demás, es sumamente repugnante. Y lo dice alguien que cada tanto, elige pintarse las uñas con francesita rosa Dior, glitter extra fino y los anulares con la carita de Hello Kitty!. Y también lo dice alguien que hoy se pintó las uñas color rosa chicle Bazooka. HELLO!)
- La gente yo-yo. Yo, yo y yo. Mi vida es tan interesante como la tuya. Dejame contártela y cerrá un toque el orto!
- Mi inyección anticonceptiva (Las pastillas me hacen mal, así que opté por los inyectables. Y como maniática que soy, como no me la auto-aplico, siempre me quejo de la técnica del verdugo-farmacéutico. Que si dolió, que si me ardió la entrada del venenito, que si esto, que si lo otro. Ojo, durante la aplicación, soy Rambo, charlo, y no digo ni mu. Apenas llego a casa, empiezo a despotricar)
- Las mujeres con uñas largas que no se esmaltan
- Las enfermas de la limpieza y del orden
- Las que critican mis accionares como madre y ni siquiera tienen hijos. HELLO!
- Las madres-amigas (Sos madre, punto. A mis amigas las elijo para criticar a mi mamá. Gracias al cielo, mi vieja no es de esas)
- Las desesperadas, las Quiero novio y lo quiero YA.
- Los chupamedias
- Los bananas que están más solos que Fort el día del amigo
- Los que viven quejándose, los depresivos, los negativos, los pesimistas, los que tienen ataques de pánico injustificados y no hacen nada por salir a flote
- Los espirituales, los New Age, los budistas, los religiosos que viven hablando de hacer el bien, pero siguen prejuzgando, burlándose, echando en cara sus riquezas
- Los que me roban frases, modismos, etc. Ármense una personalidad propia, que bastante me costó armar la mía, please
- La gente monotemática
- Los aros de perla y los aros argolla. Me resultan sumamente grasas
- Los estampados floreados
- Que un esmalte se ponga denso, pastoso, grumoso. Lo detesto! Los necesito bien fluidos para mi trabajo, y que se pongan así me complica todo. Lleva tiempo recuperarlo, o reponerlo. No hay nada que odie más en el mundo
- Mi bolso de trabajo. Para que se den una idea, es negro, enorme, dentro de él cargo un maletín con articulos de manicuria, algodón en bolitas, los productos para esculpir, limas de varios tamaños y grosores, alicate de cutículas, crema de mano, repujador, palitos de naranjo, guantes de látex y de plástico, vasitos dappen, aceite de almendras, etc. En una bolsa ziploc grandota, llevo cerca de 40 esmaltes de uñas, en muy variados colores, quitaesmalte, separador de dedos (para los pies), más pinceles. Perdido dentro del bolso, la escofina, el desinfectante, la almohadilla, la toalla, el mantel para manicuria, mi chaqueta de trabajo y el drill (torno) con sus fresas. Es muy pesado, inmenso.
- Sexualmente, pff, mil cosas. Odio que me chupen las orejas, odio los tirones de pelo que duelen, odio el apretón de tetas (HOLAAAA! Son tetas, chiquitas, pero son tetas, no plastilina, ergo, DUELE!), odio los mordiscones en el DURANTE. Una cosa es el juego previo, otra es desconcentrarme con un cacho de piel arrancada a mordidas. Me la baja, definitivamente. Odio que suene el teléfono justo en ese momento. Y odio al tipo que apenas te la saca, se duerme.
- Mis hormonas, mis ciclos menstruales son una tortura. Me viene un mes si, dos meses no, a pesar de inyectarme. En fin, son dos meses en los que mi marido se quiere cortar la chota porque me cree embarazada, yo me mareo, tengo nauseas y contracciones, y me creo menopáusica también.
- Los pelos encarnados. Me resisto a hondar en el asunto
- Odio la gente a la que no se le cae una idea propia y se creen con derecho a robar las genialidades de los demás. O sea, si mi marido y yo tenemos un chiste interno, me asquea que venga un boludo X y se haga dueño de algo que surgió entre dos personas, en nuestra casa.
- Los hombres mameros. Me la bajan. Un tipo que vive enamorado de su madre, me la baja. Un tipo de más de 30 años que vive con los padres, me la baja. No los considero ni siquiera hombres




sábado, 20 de agosto de 2011

Carta al cielo


Flaca:

Creo que desde el día que te conocí, te habré escrito cerca de 100 cartas. Aunque admito que desde hace cuatro años, dejé de hacerlo, porque no es como cuando éramos chicas, que yo te escribía y al día siguiente tenía tu cartita, llena de corazones mal dibujados, con esa letra que podría reconocer aún con los ojos cerrados.
Este 17 de Agosto se hicieron 4 años de que el destino decidió sacarte de este mundo, dejándonos a tu familia, a mí y a todos los que te amaron, en un lugar mucho más frío y oscuro sin tu presencia. No voy a negarte que este 17 lloré. Me quedé en casa, mirando tus fotos, busqué en mi billetera una de esas cartitas tuyas, acaricie la dedicatoria que me escribiste en un libro de poemas que me regalaste cuando cumplí 18 años, y lloré. Lloré por vos, por mí, por todo. Lloré porque aún me duele dar cada paso en la vida sabiendo que vos ya no vas a poder darlos. Lloré porque no quiero sacarte de mi corazón, ni reemplazarte, ni llenar el vacío que dejaste. Así que hoy me puse a escribirte, como si nada hubiera pasado, como si en realidad estuvieses de vacaciones, como si fuésemos a vernos pronto.
Estos 4 años pasaron demasiado rápido para mi gusto. Cada vez que se acerca LA fecha, suelo encerrarme en mi misma, pero este año decidí tomarlo así, sin tanta tristeza, sin pensar en un “Nunca Más”, sino en un “Algún día”, que me sirva a mí, que te sirva a vos, que nos sirva a ambas.
Bien dije antes que estos 4 años pasaron rapidísimo, y creo que no me alcanzaría la eternidad para contarte todo lo que pasé y pasaré desde ese día hasta el día en que nos veamos. Tuve la fortuna de enamorarme de un hombre increíble. Antes de que pongas cara de “Otra vez”, dejame decirte que esta vez fue en serio. Al fin sentí el Click del que tantas veces hablaba. Ese Click en el corazón. Te acordás cuando todo el mundo tenía novio y yo no quería saber nada, porque nadie me hacía Click? Bueno, me paso! Es algo loquísimo, porque una, siendo mujer, cree que al casarse, al tener un hijo, lo hace realmente enamorada. Quizás en su momento debería haber analizado mejor las cosas, seguir esperando. Si todas las piedras con las que me choqué sirvieron para encontrar al que me hizo finalmente el Click… Volvería a chocármelas mil veces, con todo gusto. Y no te admito ni una sola queja, porque vos también has llamado “Amor de mi vida” a cada chongo que tuviste. Pero te juro por mi hijo que esta vez fue increíble. Lo vi y supe que era ÉL. Tardé 6 meses en darme cuenta de que siempre había sido él, pero desde el día en que decidí juntar mi vida con la suya, no hubo ni una sola vez en la cual me haya arrepentido de elegirlo. Realmente es un flaco genial, me cuida (Demasiado, a veces), me soporta (Lo cual es un sacerdocio) y lo más importante, es que me hace reír. No por nada, lo que más quisiera en el mundo es casarme y tener hijos con él. No, no, antes de que festejes, no estoy embarazada ni tengo planes inmediatos de estarlo. Me quiero tomar las cosas tranqui, nadie me apura. Él menos que nadie.
Mi familia está chapa, como siempre. Seguramente te habrás cruzado a mi abuela, que se fue para allá un año después que vos. Algo te debe haber contado. Igualmente, las cosas cambiaron muchísimo. Vendimos la casona y me alquilé un depto, chiquito, pero mío. Mi vieja vive a veinte cuadras, cada tanto voy a dormir a su casa y no nos agarramos de las mechas como antes.
Mi hijo es un tema aparte. Está gigante, no se en que momento creció, pero lo hizo. Y como! Tiene Facebook, chatea con sus amigos, se saca unas notas geniales en el colegio y morfa como lima nueva. Es mi amiguito, y aunque se empeñe en demostrarme que es grande, cada tanto tiene esos ataques de mamitis que me alucinan. Adoro acostarme en el futón de mi vieja, con él al lado, y abrazarlo durante horas. Si oyeras las charlas que tenemos, te caes de culo. Hablamos sobre mitología griega! Aunque nada supera al día en que le tuve que explicar que eran los homosexuales y porque ahora se pueden casar. Por suerte salió Open Mind como yo, no solo entendió, si no que le pareció genial que los gays puedan adoptar a los nenitos que no tienen padres. Es un amor. Cada tanto me pide un hermanito, y cuando se da cuenta de que no nacen de las plantas, me trata de consolar diciendo “Igualmente, tenés un hijastro (Mi novio tiene un varoncito de 6 años) así que es como si tuvieras un hijo”. Un divino el pendejito.
Si te cruzás con mis abuelos, deciles que estamos todos bien, que los extrañamos, como siempre, que nos tranquiliza saber que están al fin juntos, y que no hay día en que no los tengamos presentes. Contales que mi primo, Franco, este año termina el secundario, ya se fue a Bariloche, y ya eligió carrera. Van a estar muy contentos.
En cuanto a mi… No se te ocurra sentirte culpable. Antes te cago a patadas. Estoy bien, por más que la sonrisa a veces se vaya, estoy bien. Aprendí a rodearme de gente copada, sana, piola. Me exorcicé de amistades que no te hubieran gustado ni un poco. Era hora de que te hiciera caso, así que ahora estoy tranqui, sin llenarme de bardos por gente que no me sirve. Obviamente no habrá quien ocupe tu lugar, porque no quiero que nadie lo ocupe jamás, pero no tengo ninguna carencia. Al fin!. Mi actual mejor amiga es un pibe, así que no te pongas celosa al pedo, porque somos muy Will and Grace, sin la parte gay. Lo adoro, lo conozco hace dos años, sabe cuando hablar y cuando no, y no me dice a todo que si, lo cual me da más razones para quererlo. Y lo fundamental… No me llena de dramas como las minas! Sabés bien como me repele eso. Ya bastante tengo con mis cosas como para aguantar las de otros, así que funcionamos perfecto.
Se me está haciendo eterna esta carta, y no quiero aburrirte, seguramente tendrás que chusmear tu casa, ver como están tus nenes (Micaela está idéntica a vos, es una muñequita) y pasar un rato a ver a tu mamá (La tengo en Facebook, estuve charlando con ella, también charló con mi vieja, en cualquier momento la veo) así que por ahora, te dejo. Estas son las más grandes novedades. Supongo que para tu cumple te escribiré de nuevo. Igualmente, sé que siempre estás al tanto de cómo anda mi vida (Mi abuela siempre fue chusma).
Mandale un beso gigante a mis abuelos. Nunca te olvides que te quiero, nunca olvides que no te olvido. Y como te digo siempre, teneme preparada la bolsa de cascotes, en algún momento voy a subir, y tengo una lista muy larga de gente a la que quiero molestar acá abajo. No sé cuando nos veremos, espero que no sea pronto. Pero si sé que ese día en algún momento va a llegar, y espero que ahí estés, esperándome. Va a estar bueno ver una cara conocida.
Te mando un beso enorme, y un abrazo de esos que te hacen sonar los huesos!
Te amo!!
Celeste

PD: Perdoname por no ir a donde te llevaron. Sabés que no estoy preparada, y siento como que no estás ahí. Estás acá, en mi corazón. Y acá (No, no me estoy tocando AHÍ, tarada!) en mi hombro, donde me tatué tu nombre, para tenerte siempre conmigo.





martes, 26 de julio de 2011

Un medico a mi derecha!

Hace unas noches, chateando con Lu, nuestras bizarras cabecitas femeninas tocaron el tema sanitario.
Personalmente, odio ir al medico. Pero a la vez, vivo pensando en que estoy enferma. Aplazo mis dolencias hasta el punto de estar al borde de la muerte (Obviamente, hasta ahora, nunca me morí),
Soy hipocondríaca crónica. MUY hipocondríaca. En 30 años, me diagnostiqué mil enfermedades que se me curaron (Me niego a creer que fueron producto de mi imaginación, no hay espacio para eso en mi mente, no, no y no!), y rápidamente relaciono cualquier síntoma que tenga con una enfermedad, a saber:

Tengo tos: Cáncer de pulmón
Mareos: Leucemia. Embarazo. Tumor cerebral
Dolor de cabeza: Aneurisma. ACV. Tumor cerebral
Se me atrasa la menstruación: Embarazo. Ovario poliquístico. Cáncer de útero. Menopausia precoz
Vista cansada: Tumor en el nervio óptico (No sé si existe, pero seguro que lo tengo). Ceguera gradual
Acidez: Ulcera. Cáncer de estomago
Dolor de garganta: Cáncer de ALGO

Y así podría seguir durante horas y horas. Igualmente, me resisto a ir al medico. Con los médicos tuve buenas y malas experiencias. Podría decir que mi única buena experiencia, fue cuando conocí a Pablo, mi ginecologo, de quien ya he escrito mil veces. Es una persona maravillosa, a quien le entrego mi “Tesorito” con los ojos cerrados. Ir a verlo (Aunque admito que hace muchísimo que no voy, culpa de mutuales y etc.) es como ir a tomar un café con un viejo amigo. No me genera muchos traumas. Muchas de nosotras nos hacemos un service completo cuando tenemos que ir al ginecólogo. Nos lavamos, depilamos, encremamos y perfumamos como si ese hombre de blanco fuera nuestro amante misterioso. Me incluyo entre esas mujeres! Ni para una noche salvaje le pongo tanto esmero a mi zona Sur.
Una le mete dedicación a la cosa para que después el malagradecido del medico no diga ni un “Gracias, que lindo que esta todo”. Encima de no notar nuestras horas de producción, nos hace desnudar y abrirnos de piernas sin siquiera invitarnos antes a tomar un café. Nos mete aparatos raros y fríos, que duelen.
Una vez que estaba sentada en esa silla del infierno, con un especulo adentro, mi ginecólogo me pide que tosa, así podía examinarme mejor. Como si fuera fácil toser con eso adentro!. Recuerdo que le conteste “Hagamos una cosa, metetelo vos primero en el culo y fijate si podes toser". Por suerte mi medico es un amor, que si fuese otro, me mete el especulo en la boca, así, sin limpiarlo siquiera. No conformes con eso de meternos la mano, después nos tocan las tetas. Ni música de fondo ponen!. Por lo menos mi adorado ginecólogo después me ayuda a abrocharme el corpiño…que seria mas o menos como que te violen y después te alcancen la ropa para que te vistas.
Con mis pobres pero amables tetitas, mi medico y yo tenemos un gran trauma. Para ser realista, nací carente de Air bags. Soy gran partidaria a las cirugías estéticas, así que el día que tenga plata, me pondré dos terribles melones, con un injerto de plumas en el culo, carajo!. Por ahora, me tengo que bancar las cargadas del doc., que cuando lo llamo para decirle “Pablo, me duelen las tetas” me dice “Tetas? Que tetas?”. Una vez me desperté con tetas! Los anticonceptivos que tomaba me las habían hinchado. Fui feliz hasta que me puse el corpiño. Dolían demasiado. No soportaba ni el aire. El novio que tenia en ese entonces me miraba como un perrito delante de una vidriera de una carnicería. Tenia delante suyo lo que tanto quería, pero no lo podía tocar. Una tortura. Celeste, por primera vez en su vida, tenia tetas, pero intocables. Lo llamo al doc. Le digo “Pablo, tengo las tetas súper hinchadas, parecen dos pomelos, pero no soporto ni el roce de las sabanas”. Con todo el amor del mundo, con esa voz tan Tony Kamo que lo caracteriza (Pablito es capaz de aparearte con un elefante, en seco, pero si te habla mientras tanto, te olvidas) me dice “Y cual seria el problema? Tenes tetas, dejate de joder”
Encima de todo, una no puede darse el lujo de tener un medico lindo, porque este hombre sabrá tus mas íntimos secretos. Si te pica, si te duele, te arde, cuando te viene, cuando no te viene. Con él no funciona el corpiño relleno. Un ginecólogo es casi como un marido. No te dice cosas lindas. No le importa si te duele o te molesta lo que te esta haciendo. Te vas y ya se olvida de vos antes de que cierres la puerta. Te hace desvestir sola. No quiere tener hijos con vos. Te ve desnuda, en el peor estado de tu vida, te manosea, y no tenes sexo con él!
Tampoco me va bien con otros médicos. El año pasado tenia mucha acidez y dolor en la boca del estomago. Pedí un turno con un medico clínico que no conocía y fui. De todos los putos médicos que hay en Mar del Plata, me atendió un chino!. Bah, chino, japonés, tailandés, que se yo de donde era. A mi me parecen todos iguales.
Llamémosle Dr. Chinchulín. Le explico mis síntomas.

Doctol Chinchulín dice “Estal embarazada?”
Yo: “No, por Dios”
Doctol: “Y como estal segula?”
Yo: “Porque me vino ayer”
Doctol: “Hágase una ecoglafia y vuelva a velme. No coma calne Loja. La calne Loja no digiere bien. Tome estos comprimidos”
Yo: “Gracias, chau”

Nunca más volví. No le entendí un choto, por supuesto.
Lu me contó de una amiga que tiene un nutricionista que parece Hitler. No creo que tenga bigotito, pero sigue el régimen nazi a la perfección. Hace que su amiga se desvista, se pare frente al espejo, y le agarra los rollos, al grito de “Grasa, esto es grasa!!!”. La pobre chica sale llorando, deja de comer y por supuesto, adelgaza. A mi los nutricionistas me ponen nerviosa. Fui dos veces. Una vez me atendió una chica flaquísima, le pregunte como hacia para estar tan flaca y me dijo que era así por naturaleza. Maldita embustera!. Y otra vez me atendió una gorda. Sería como ir a un oculista ciego.
Al único que le tengo fe ciega, es al pediatra de mi hijo, que fue también mi pediatra, el doctor amadeo. Es un capo di tutti li capi, primero está el Diego y detrás, Carlitos, el doc. Le llevo al nene porque tiene dolor de panza y diarrea, y a los gritos le dice “Seguís con cagadera?”. Lo llamo porque el nene está afónico, y me dice “Mejor así no puede hablar”. Un ídolo!. Apenas nació mi hijo, pasamos noches en vela por los cólicos. Lo llamo una mañana, le explico que mi hijito, esa personita especial que salio de mis entrañas, se retorcía del dolor. Me explica como hacerle masajitos. Le digo “Carlos, no puedo dormir, el nene no puede dormir. Dame algo para medicarlo o te lo dejo en el consultorio”. Me responde “Factor Ag. Si no funciona, dalo en adopción”. Genial!. Otro día: “Carlos, el nene tiene fiebre, lo noto medio ido, como pavote”. Respuesta “Serán los genes del padre?”. Lo amo!
Ahora me quiero poner las pilas. En breve cambio de mutual, y ya tengo una lista mental de los médicos a los que voy a ir. Empezaré por el ginecólogo, porque cada tanto paso dos meses sin menstruar. Gasto plata en evatests, me estreso ante la histeria de mi marido y de mi vieja.
También voy a ir a un clínico que me ayude a dejar de fumar. Gasto plata y salud en un vicio asqueroso que no me está haciendo nada bien.
Y ayer, levantándome, me torcí la muñeca mal.
Me duele, está hinchada y no puedo mover el dedo chiquito. Seguro tengo osteoporosis!




sábado, 18 de junio de 2011

Convivir y matraquear, se puede?

Antes de arrancar, me veo obligada a aclarar un tema importante.
O no tan importante.
Para mi, es importante, y como soy yo la que escribe, lo aclaro y punto.
No me gusta la frase “Hacer el amor”. La odio. Y odio a quien la usa. Yo no hago el amor. Yo cojo, garcho. A mi no me hacen el amor. A mi me cojen, me garchan, me dan matraca, me dan murra, me la entierran, me entuban, me la ponen, me culean.
También odio las palabras pene y vagina. Mi marido no tiene pene. Tiene pito, verga, chota, pija. Y yo no tengo vagina, tengo concha.
Y no me vengan los frígidos de siempre a decir “Ay Celeste, no seas vulgar”. La gente así me asquea. Son los típicos que te dicen “No miro a Tinelli” pero se saben el nombre de la vedetona del momento. Yo soy de barrio, soy hija de un mecánico, miro a Tinelli, me aburre el puterío pero adoro los bailes, y garcho, estamos?
Intenten por un momento pensar en tener sexo hablando correctamente, como seguramente me criticaran muchas/os cerrados de mente. En serio se imaginan decirle a la pareja de uno “Amor, hoy tengo ganas de que metas tu pene en mi vagina”, “Querida, chupame el pene”, “Oh, tesoro, que bella vagina!”, “Quieres el semen, toma el semen!”, “Cariño, espera un segundo, coloco un condón sobre mi pene y haremos el acto sexual”.
Definitivamente NO.
Un NO rotundo.
El sexo es sucio, así que me niego a hablar de sexo como si yo fuese sexóloga o medica clínica. Si buscan un lenguaje correcto, compren un libro de Alessandra Rampolla, que te dice cosas como “Si estimulas bien tu vagina, tendrás orgasmos más ricos”. Por Dios!.
Ahora si, retomemos, recalculemos.
En 30 años de vida, conviví 3 veces. 4 años, casi 2 años y 2 años, hasta el día de hoy, respectivamente. Las dos primeras, en casa de mamá. La ultima, quizás la más satisfactoria, bajo mi propio techo.
Cada relación es un mundo nuevo, pero indefectiblemente, las primeras 2 semanas de convivencia, te las pasas en pelotas. Cada noche, dormís con la persona que acaba de “acabar”, propiamente dicho. La vida es una fiesta!. Todos a coger que se acaba el mundo, carajo!
La verdadera prueba viene después, cuando la luna de miel termina. Uno a veces está cansado, o descubre que el capullito de alelí que antes no podía dormirse sin darnos un buen rato de placer, ahora ronca sin pudor. Y como ronca!. Y después, resulta que nos destapa, se mueve, nos empuja de la cama.
Anoche mismo, soñaba con vaya una a saber que, y me desperté por un agudo dolor en la frente. Abrí los ojos, alarmada, creyendo que estaba sufriendo un aneurisma cerebral, un ACV o un grupo SWAT había entrado a mi habitación, me había confundido con Bin Laden y me pegaron un tiro en la frente. Pero no, ahí estaba él, mi marido, el amor de mi vida, pidiéndome disculpas por el codazo que me había dado entre sueños. Me acariciaba la frente con dulzura. Lo miré, dormida aún, y con todo el amor que le tengo, le dije “Pelotudo!” y seguí durmiendo. Más de una vez se lo dije, lo amo, lo necesito, pero no soporto dormir con él.
Mi ex novio, con quien conviví poco más de un año, hablaba dormido. Hemos tenido muy buenas conversaciones en esos momentos, lastima que al día siguiente él no lo recordaba.
Volviendo al tema de coger bajo el techo en común, tiene sus pros y sus contras. En la lista de pros, pongámosle unos porotitos al hecho de que nos podemos tomar todo el tiempo del mundo, no hay que arreglar horarios, no siempre hay que depilarse (Y les aseguro que después de 6 meses, hay días en que nosotras somos más peludas que él), podemos levantarnos después del revolcón, ir a la cocina, en pelotas, calentar el plato de fideos que sobró y comerlo en la cama, podemos expresarnos libremente sin miedo a que nuestros padres, hermanos, la abuela o cualquier otro nos escuche. En los contra, sumémosle el trajín diario, el cansancio, el no poder fletarlo o irnos apenas consumado el hecho, el “Yo quiero, vos no”, el hecho de que como vemos todos los días a nuestro compañero de vida, ya no lo sorprendemos como antes, nos gana la pereza, ya no nos maquillamos, no nos peinamos, no nos vestimos como las putitas que soliamos hacer. La rutina se adueña de ambas partes, tarde o temprano.
No hay secretos, no hay recetas magicas, es solo cuestión de ponerle la mejor de las ondas. Como bien dije antes, y sin miedo a repetirme, una verdadera mujer debe ser una dama en la calle, una señora en su casa y una puta en la cama. Si convivis, lo de ser puta no alcanza. Tenés que ser terrible flor de putarraca. No hay que esperar siempre a que el hombre quiera, hay que buscarlo cada tanto, hay que intentar sorprenderlo, hay que abrir un poco la mente y no recriminarle que mire porno (Incluso, puede ser muy divertido mirar porno juntos!), hay que aceptar que los hombres no van a dejar jamás de masturbarse aunque tengan pareja. La paja va a morir con ellos, y no lo hacen por culpa nuestra, es un impulso natural, una necesidad, y para muchos, es casi como una tecnica de relajación. Ellos no necesitan un clonazepam, como nosotras, o un tecito de tilo. Paja y a dormir. Los envidio.


viernes, 17 de junio de 2011

Crónica de un dolor anunciado

La última vez que fui a mi dentista, fue en el año 2006, cuando aún tenía mutual. Al cumplir 27, por cosas que no entenderé jamás, los señores de IOSE decidieron que bien podría arreglármelas por mi cuenta (ERROR!) y me dejaron en tarlipes. Como no soy fan de la medicina publica, no fui más.
Bien, algún día tenía que pasar. Tanto pucho, tantos sugus, tanta porquería, hicieron mella en una muela. Me desperté una mañana (Ok, era mediodía, pero no da dar imagen de vaga) y lo sentí, palpitante. Un dolor similar al que debe sentirse al parir quintillizos luchadores de sumo por parto natural. Estaba solita en mi casa, no tenía dinero en esa ocasión, así que huí a casa de mamá para llorar y que me haga ALGO (Cosa contradictoria la del humano, no soportamos cerca de nuestras madres, pero ante el primer síntoma, les vamos a llorar, como si fuesen curanderas milagrosas!).
Llego a lo de mamá, abro la puerta, lista para empezar a llorar. Nadie. No había nadie. NADIE!. No existe más ese sexto sentido materno que te dice “Mi hija me necesita”? Donde carajos estaba mi condenada madre!?!
Esperé en su casa 4 horas, llorando, dándome la cabeza contra las paredes, hasta que la abandonica apareció (Tiene derecho, pero en ese momento, me pareció el peor ser humano del mundo, abandonándome con el peor dolor de mi vida). Me calmó, me contuvo (Esto, en idioma de mi madre, significa “Que ganas de romperme las pelotas!”), llamamos a un medico a domicilio, me inyectaron un diclofenac y volví a mi paraíso de 2 ambientes en una nube de drogas que me hacían feliz.
Al fin llegó el día, una semana después. Tenía turno con mi dentista de siempre, iba a ir acompañada de mi marido, que también le huye a los odontólogos y quería empezar a arreglarse el comedor.
Fuimos, felices, charlando bajo la llovizna, más de 20 cuadras caminando. Llegamos. Ya de entrada no me gustó que me hagan poner unos zapatos de papel para no manchar el piso blanco. Todo bien con la limpieza, pero la secretaria se veía muy al pedo, no le cuesta nada pasar un trapito después. Ok, llovía, entonces, en vez de ponerme esas pantuflas descartables, poné un felpudo para que los giles como yo nos limpiemos las zapatillas apenas entramos. Me imaginé a Luján, una conocida mia, zapatoadicta, poniéndose esas cosas sobre los zapatitos tan bonitos que suelo verle. Horror.
Bien, entramos por fin al consultorio. Me siento yo primera en la silla de torturas. Mi situación: complicada hasta ahí. Salvable. Solo tengo 2 caries pequeñitas, una muela en estado vegetativo (Culpa de una carie que nunca arreglé. Muela de juicio, lado de arriba, a la izquierda de mi cara, ubíquense y no jodan!). Bingo! Esa era la que me jodía. Confirmo que para mis 30 años, ya tengo todas las de juicio afuera. Genial, no hace falta cortarme la encia, sacarme ni coserme nada, lo que era mi mayor miedo. En resumen, para que mi living comedor (Tengo dientes de sobra, boca grande, y que?) sea digno de tan maravillosa personalidad (…) necesito, a saber: arreglar esas dos caries (una pavada), realizar una quincena de un tratamiento casero para desinflamar mis encías (Cigarrillo, maldito seas), realizarme una gran limpieza general (otra huevada) y extraer la muela que rompe mi paciencia. Bien, ya me he sacado muelas, ni drama. Amén de que necesito ortodoncia, pero ese lujo aún no puedo dármelo.
“Sacamos la muela hoy?” me dice la dentista. “Si, dale, así no sufro más” respondo, sacando pecho. Soy un machote cabrio, pero con tetitas. “Te pongo la anestesia, y mientras actúa, lo miro a tu marido”. “Genial”. Pinchacitos varios, no hay dolor. Bien. Me levanto del sillonazo, y me siento en una sillita, donde la secretaria, ávida de hacer ALGO, ya me empieza a preguntar nombre, dirección, teléfono, etc., míos y de Pablo.
En este momento, pasan dos cosas. Lo que sucede en donde está ahora sentado el amor de mi vida, el sillón odontológico, y otra, la sillita donde me senté yo.
Vayamos a la situación de Pablito. Necesita: Arreglar 2 o 3 caries, otra limpieza total, como yo, pero sin tanta encia enferma (No fuma tanto como yo, gracias al cielo), y reemplazar totalmente un incisivo (Perno y corona, otro lujo que en estos momentos, está lejos de nuestro alcance). La dentista ofrece comenzar ahí mismo con un arreglito de una carie, Pablo se niega. No es machote como yo.
A todo esto, la secretaria me sigue preguntando cosas. Noto que tengo nauseas. Mal. O me deja de hablar o la vomito. Me pregunta la fecha de nacimiento de mi amor y no puedo responderle. Tengo taquicardia, me estoy mareando, me tiemblan las manos y se me está formateando Windows. Anuncio que me bajó la presión. Me acuestan en el piso, me levantan las piernas y me dejan ahí tirada. No vomito, lo cual es bueno. Bah, es fantástico!
Me recupero un poco, y como Pablo no se va a hacer nada (Recuérdenlo, Pablo no se hace NADA), vuelvo al sillón. Abro la boca. Mejor dicho, intento abrir la boca. No puedo. Mi boca solo se abre como si fuese a comer un churro. La dentista me mira con cara de “No jodas”. No puedo, en serio. La puta anestesia me dejó la mandíbula idiota.
Otro pinchazo más y a extraer. Grito ante la primera palanca. Duele!
“Hago 3 luxaciones y paro, si?” dice la odontóloga. Luxación se entiende al movimiento de palanca. 1, 2, 3, grito. Duele muchísimo! Juro por Dios que siento como si me estuvieran intentando fracturar la mandíbula después de haberme cagado bien a palos.
La dentista empieza a perder la paciencia. Yo más, derecho que me auto otorgo, ya que soy yo la que está sufriendo. Mil pinchazos más, otras 3 luxaciones. Grito, puteo y pateo.
“Duele todavía?” me dice la torturadora.
“Me duele hasta el culo!” respondo. Y no es de maricona, ya dije que me extraje mínimo 2 muelas ya, sin problemas, pero ahora siento que cada luxación me fractura la quijada, lo cual, no le aconsejo a nadie. Me cago en Tom Hanks, el naufrago y la muela que se sacó con una piedra y un patín! Yo no tengo ni siquiera a Wilson!
Otra ronda de pinchazos, ya no siento ni el reflejo de deglutir, lo cual me pone nerviosa. No me paran de temblar las manos. Cambiamos luxación por movimientos cortitos, tipo rosca. Chau muela, te vas al carajo!. Que pedazo de muela! Una raíz ASI de grande (Usen la mente, ingenuos), con forma de gancho (¿) que demuestra el porqué de tanto dolor, se ve que estaba enganchada a “algo”. Medio boluda aún, con la boca llena de gasas, con gusto a sangre en la boca, me despido de la dentista (Que a esta altura me detesta) y voy a informarme de cuanto debo.
La secretaria anota unas cosas, saca unas cuentas y dice “Son $360 entre los dos”
“WHAT?”
“Claro, 180 la extracción y 180 lo de él”
Mencioné ya que Pablo no se hizo NADA?
Alguien me puede explicar porque le cobran 180 pesos? Por mirarle los dientes y decirle “Hay que arreglar esto, esto y esto”? Me voy a hacer dentista hoy mismo! A 180 la consulta, con 10 pacientes que mire por día, soy Ricardo Fort a fin de mes!
En fin, arreglamos un plan de pago (Hay confianza, y obviamente no teníamos 360 mangos encima) y nos regalan dos boletas con el presupuesto de lo que serían nuestros trabajos. 570 pesos yo, y agarrense acá, 1690 pesos Pablo. POR EL AMOR DE JEBUS!
Sonreímos, saludamos, nos sacamos las cosas de los pies y huimos.
Una vez en casa, intentando hacerme una sopa, cuando me di cuenta que no podía ni abrir la boca para ver si estaba hecha, me largué a llorar. Lloré al punto de que Pablo me tuvo que abrazar como si fuese una nena chiquita con miedo al cuco.
Llore de dolor, de bronca, de indignación, y lloré porque me sentí, lisa y llanamente, torturada. Escribo esto bajo los efectos del ketorolac, un analgésico y antiinflamatorio maravilloso. Sigo sin poder abrir la boca, pero recién pasaron un par de horas. Pero lo que es seguro, es que a esa dentista no vuelvo nunca más!






martes, 22 de marzo de 2011

Soy multiorgasmica!

Hace unos días, gracias a la mente abierta de Luján, que puso en su Factbook el link, accedí a un blog donde hablaban de los diferentes orgasmos femeninos.
Wait. Pensaban que iba a hablar de sexo? No mis amores! De mi vida sexual me ocupo yo, y bastante bien me va. Gracias por la preocupación.
Las mujeres tenemos la gran fortuna de no siempre necesitar del hombre, o en su defecto, de una mano amiga (propia o ajena, claro está) para tener la misma sensación orgásmica que se tiene mediante el sexo. Hay miles de cosillas que nos trasportan al séptimo cielo, sin necesidad de sudar, fingir (En el caso de que alguna necesite hacerlo), ni sacarse la ropa siquiera.
Leyendo ese blog, entendí que soy multiorgasmica. Si, pueden envidiarme. Hay un centenar de cosas que me producen un placer inmenso!. Si andan faltas de un buen orgasmo, y no tienen hombres, ni manos, ni chiches a mano, les súper aconsejo (Y ordeno) que ya mismo se pongan manos a la obra (Que sutileza la mia) y prueben alguna de estas cosas:

- Un buen masaje de pies
- Hacer un bizcochuelo de vainilla y oler como nuestra cocina se inunda de ese aroma
- Cerrar los ojos y rotar la cabeza
- Acostarse completamente desnuda en sabanas recién planchadas, con mucho suavizante y perfume para ropa
- Sacarse los zapatos apenas entramos a nuestra casa y disfrutar del piso frio
- Ir a la depiladora
- Taparse hasta las orejas en una coche de muchísimo frio, con una cobija bien pesada y gruesa
- Cantar a los gritos mientras nos duchamos
- Tomar mate en la cama, en silencio
- Dejar entreabierta la ventana, así nos despierta el rayito tibio de sol en la cara
- Dejar la crema hidratante en la heladera y untarnos con ella un día de mucho calor
- Mirar películas en la cama, comiendo helado o chocolate
- Hacerse la French manicure a una misma y que quede perfecta
- Cocinar y que nuestro novio se acerque por detrás y nos abrace
- Que te besen agarrandote la cara, o la nuca, con las manos
- Un buen abrazo, que te envuelva todo el cuerpo
- Tener un mejor amigo, con el cual jamás podría pasar nada, que te acompañe a todos lados, que sea de confianza, y que te abrace cuando lo necesitas, sin dobles intenciones
- Que te desvistan despacito, como si el tiempo se hubiese detenido
- Tener turno para algo (peluquería, medico, etc.) y que te atiendan puntualmente
- Ponerse perfume de bebé
- Hacer cucharita un día de lluvia
- Irse a vivir sola antes de los 30
- Amar y que te digan “Te amo”, mirandote a los ojos


Esos son algunos de mis orgasmos. Las invito a que descubran los suyos



lunes, 21 de marzo de 2011

Ser mujer, es cosa de machos!

Soy mujer. Mina. Piba. Chabona. Bruja.
Físicamente, igual a cualquier otra, con mis virtudes y defectos. Con mis orgullos y complejos. Tengo muy poca teta, pero se mancaron un embarazo, una lactancia sin caerse ni ablandarse. Tengo un culo enorme! Pero por más que engorde o adelgace, sigue firme, los jeans calzan genial. Tengo piernas demasiado cortas y fortachonas para mi gusto, pero justamente su fuerza es lo que me gusta de ellas. Puedo sacarle un diente a alguien de una patada. Hasta podría ser convocada para la Selección y patearía unos penales envidiables.
Mi panza, después de nacer Leandro, quedó como una piñata desinflada. Pero mi cintura sigue marcada. Tengo espalda grande, pero la contorsiono mejor que cualquier stripper.
Me costó muchísimo aceptar mis defectos, me sigue costando horrores quererme cuando me miro frente al espejo.
Soy impaciente. Soy intolerante. Soy mujer, pero no soporto los problemas de las mujeres. Nunca lloré más de 1 mes por un tipo. Una sola vez me dejé basurear por un hombre. Nunca más
Me tiño de negro porque la genética me dio un castaño rojizo que no me gusta nada y me dotó de canas prematuras. Si no me pongo crema después de la ducha, se me seca la piel muchísimo. Me lleno de rimmel porque tengo pestañas divinas que vale la pena resaltar. Me delineo los ojos con negro, porque me gusta la forma de mis ojos, y su mirar. Raramente me pongo rouge, porque tengo boca gruesa y naturalmente rosada. Calzo 40, pero adoro la forma de mis pies. Tengo un par de kilos de más, pero sé que ponerme para que no parezcan más de lo que son (Jamás me verán con un vestidito rosa floreado tipo Sarah Key, es el canto al mal gusto en una mujer obesa, ni me pondré jamás calzas de leopardo).
Siendo tan complicada, demente, frontal y abierta al conflicto, como es que conseguí novio? Nunca tuve relaciones solo para sexo. Hombre con el que arranqué una historia, se hizo novio mio. Como se hace, preguntaran. Es muy simple la respuesta!

1-Los hombres no soportan una mujer que se la pase hablando de un ex. En épocas de Twitter y Facebook, evitá escribir cosas como “Lo extraño”, “El innombrable”, “Hoy hace un año que conocí a ESE”, “Hoy me volvió a hablar”. Descartalo de lleno. Si un potencial novio (Desde ahora, llamado PN) lee eso, va a oler tu desesperación a kilómetros. Evitá también usar frases Sabinezcas, o de cualquier índole similar. Los hombres quieren una mujer dulce, no una mujer cursi y naïf. Lo cual aplica también para las amigas. Yo amo a mis amigas, las pocas que soporto. Y se los digo! Pero leer a una mujer declararle excesivamente su amor a una amiga “Ay amiga X, te amo te amo” es, para un PN, tan grasa como el vestidito floreado y la calza de leopardo.

2-No involucres al PN con tu círculo de confianza. Una tiende a meterlo caprichosamente, a agregarlo a los facebooks de sus contactos, a agregarle los MSN de sus amigos. NO. Un gran y rotundo NO. El PN es para disfrutar una. No para hacer un circo.

3-Si el PN pasó por nuestra cama, nos quiso un par de días y le agarra la loca fobia al compromiso y desaparece, le damos una sola oportunidad más. Más de 2, sos una boluda desesperada.

4-Si te peleas con el PN, te hace llorar y se lo contás a tus amigas, tenés autorizado volver con él 1 sola vez. Si tus amigas son realmente amigas, van a odiarlo por hacerte sufrir. Si lo odian cada vez que vos lo odias, y volvés, es que te cagas en la preocupación de ellas. Y si te celebran cada vez que volvés a él, es que disfrutan viéndote sufrir. Replanteate tus amistades si pasa eso.

5-El hombre, por naturaleza, es un nene malcriado. Hay que decirle cosas lindas, concederle caprichitos, ser un poco geisha. PERO! A la vez, tener un proyecto que no lo involucre.

6-Si salís con un PN, apagá el celular. Llamados de mami y papi bajan la libido, y espantan al PN. Lo mismo cuenta con el traslado. Salir con el PN, y que te vaya a buscar tu viejo, no solo es inmaduro, sino que te deja ante los ojos del PN como una inmadura. Ergo, no calificas como PN del PN, capicce? Tomate un taxi.

7-Si el PN no quiere hablar con vos, respetalo. Un gran NOOO a los llamados llorando, a los sms desesperados “Hablemos, no me hagas esto, por favor”, ni a los MSN rogándole una charla.

8-Volviendo al mundo virtual, hay que atarse los dedos. Despues de un apasionado encuentro con el PN, evitá los estados de Facebook o twitter del tipo “Que noche la de anoche”, “Quiero amanecer así todos los días”, “Amiga X, hoy soy feliz, te amo!” (Aplicamos regla 1 acá tambien). Una mujer debe tener amnesia, como un buen caballero. Ok si calificamos nuestras redes sociales como “Mi mundo, mi rincón, mi espacio donde soy yo” y demás pelotudeces, pero la intimidad no es tuya nomás. Hay que respetar la intimidad del PN un poco. Se aplica tambien a las peleas, desencuentros y reconciliaciones, etc, como bien vimos en la regla 1.

9- El PN pasa a ser N cuando él, y solo él, pronuncia las palabras magicas. Estas pueden variar, desde un “Sos mi novia”, “Querés ser mi novia?”, “Te amo”, etc. Por lo tanto, ni un viaje, ni un día entero, ni una semana, ni nada de eso califica al PN como N. Así que si el tipo después de eso se borra, es que solo sos un agujero. Si vuelve a nosotras y repite la huida, confirmado. Sos un agujero predispuesto. Ergo, morirás esperando que el PN sea N, cosa que jamás sucederá.

10- Si el PN nos tiene más de 6 meses revoloteando con sus idas y venidas, aplicar la regla 9.




viernes, 18 de marzo de 2011

Amor inalterable

El 19 de Marzo, mi abuelo cumpliría 82 años.
Cumpliría, bien digo, porque desde 1999 no lo tengo. Se fue, una puta enfermedad (La cual ya dije que me niego a nombrar) me lo robó. Me lo arrebataron sin prepararme para vivir sin él. A mis 18 años de ese entonces, no era consciente de cuanto podía perdurar en el tiempo el recuerdo de alguien, el dolor de no verlo más, la necesidad de abrazarlo, tocarlo, escuchar su voz.
Se llamaba Emanuel y era el hombre más puro que existió sobre la faz de la tierra. Fue mi abuelo, fue mi padre, fue mi amigo, es mi ángel. Era el que me daba caramelos a escondidas, el que el 1 de Enero empezaba a planificar mi cumpleaños (27/2), el que me llevaba y traía de todos lados, el que era capaz de mover cielo y tierra ante cualquier capricho mio. El que me hacia sentir especial por ser la ultima mujer de la familia. El que se comía mis primeros experimentos con la cocina y los festejaba, el que hacía que cada visita al supermercado sea más divertido que ir al Ital Park.
Me dio la infancia más hermosa que puede pedir una nena, y me dio también el primer dolor inmenso que mi alma pudo sentir.
Uno a veces suele criticar a sus abuelos. Por viejos, por enfermos, por sobreprotectores, por lo que sea. Yo jamás lo hice. Me hubiese mordido la lengua antes de decir algo malo de él. Era el mejor hombre del mundo, no había absolutamente nada que criticarle. Jamás me peleé con él, jamás le grité, jamás pensé que era hinchapelotas.
Cuando se enfermó, el mundo se me cayó, entero. Me hice la idea de que mi abuelo era Superman toda mi vida lo vi como un súper hombre capaz de parar un Scania solo con las manos. No era posible que caiga ante nada. Le escribí cartitas cada vez que estuvo internado, me deteriore a la par suya, me autodestruí a la par suya también.
Esa noche, quien sabe porque, decidí no dormir en casa. Quizás mi sexto sentido, que cada tanto me tira una soga, me hizo no estar en mi casa. Me gusta pensar que él, de alguna mágica manera, obró para no hacerme pasar por el momento en que mi abuela despertara y viese que él ya no respiraba. Fui a saludarlo, abrió los ojos. Me miró. Me preguntó, muy alarmado, que hacía yo ahí, en ese lugar (Mi mamá asegura que quizás él ya estaba en un plano intermedio entre el cielo y la tierra, y se asustó al verme ahí. Yo creo que él no quería que yo esté en el lugar – ni el día- donde él iba a morir. Quien sabe). Le expliqué que me iba a dormir a la casa de mi tía. Me agarró la mano y me miró.
Apreté su mano, muy fuerte, y le dije “Vos sabés cuanto te quiero, no?”.
Me sonrió, y me dijo “Yo también te quiero”. Le di un beso, cerró los ojos y me fui.
A las 4 am, me enteré que me había dejado. Para siempre.
Volví a casa, fui a la cama donde estaba, me abracé a su cuerpo y lloré hasta quedarme sin líquido en el cuerpo. Por única vez en mi vida, me olvidé de mis paranoias (Los muertos me dan impresión, siempre tengo la sensación de que, como en las películas, van a abrir los ojos y van a ser zombies devoradores de cerebros), me olvidé del mundo entero y le di, me di, nos dimos el abrazo que jamás volveríamos a tener.


Soñé con él una sola vez, a la semana de que se fue. Estaba como a 10 metros de distancia, con una sonrisa hermosa, enorme. Me saludaba con la manota esa gigante que tenía, bien alta.
El resto de mi familia si, lo soñó. Yo nunca más. Durante un tiempo me enojé con él, por no venir a verme de esa forma, me sentí dejada de lado, hasta que entendí que cuando tenés algo importante que decirle a alguien, buscas cualquier medio para comunicarte con esa persona. Si no tenés que decir absolutamente nada, te quedas a su lado, sin hablar. Y es así, nos dijimos todo lo que teníamos que decirnos, así que nos quedamos calladitos, uno al lado del otro. Yo sé que él está conmigo, y él sabe que estoy con él. No necesitamos nada más.
Puedo decir, con algo de orgullo, que dejé mi mundo adolescente de lado antes y después de que se vaya. Dejé de lado mis preocupaciones de ese entonces y pensé día y noche en él. Conozco gente que vivio puteando a sus abuelos, se interesó por pelotudeces durante la enfermedad de los mismos, y lloró por cosas menos importantes en el día de la muerte de estos. Yo jamás podría perdonarme hacer eso. No con el amor que le tuve, y tengo, a mi abuelo. Tanto, pero tanto amor, que mi hijo lleva su nombre (Se llama Leandro Manuel, le decimos Leandro, y si en algún momento de su futura adolescencia, decide que lo deben llamar Manuel, estaría más que feliz).
Honestamente, fue uno de esos hombres que jamás se olvidan. Mi abuela debe haber sido la mujer más feliz del mundo, seguramente.




jueves, 17 de marzo de 2011

Si la vida es sueño, despiertenme!

Tuve un sueño horrendo. Me desperté en mitad de la noche, aferrada cual garrapata a mi marido, y con la cara llena de lágrimas, porque en mi sueño, lloraba.
Soñé que amanecía en la cama de un hospital, me sentía muy débil. Estaba mi mamá, estaba mi marido, que tenía la misma cara que tiene cuando está deprimido, devastado, desolado. Algo pasaba. Mi mamá no se quedaba quieta, típico de ella. Alisaba las sabanas, sacudía miguitas, levantaba papelitos. Todo sin mirarme a los ojos. Definitivamente, algo pasaba.
Entró un medico (Y acá me detengo en la parte más ilógica de mi sueño, el medico era Jorge Rial! Si, lo sé, sueño cosas psicodélicas), acompañado de mi adoradísimo ginecólogo, Pablito B.
Caras de incertidumbre, caras de preocupación, y el diagnostico. La puta enfermedad que empieza con C.
C de Celeste, C de Cagamo fuego, Cagamo.
El C (Me niego a mencionarla, la detesto, se llevó a mucha gente querida, la odio, le temo) estaba cómodamente instalado en mis pulmones y mis ovarios. Se operaba, se trataba, había esperanzas. Pero yo lloraba. Lloraba por miedo, lloraba de bronca (Recuerdo la frase del Doc “Ya tenés un hijo”) y miraba a mi marido (El hombre con quien sueño volver a ser madre, el hombre que elegí para envejecer a su lado, el HOMBRE que me hizo más mujer que nadie en mi vida, el hombre al que jamás dejé de amar ni un solo minuto desde que lo conozco, el hombre del que me enamoré realmente por primera vez en mi vida) y lloraba nuevamente. Recuerdo que morirme no me importaba. Si me importaba hacerle eso a EL. Irme sin haberle dado la oportunidad de pasar por cosas que aún no pasó, irme sin darle la oportunidad de tener un bebé con él, irme y hacerlo pasar por la desolación que se siente perder a alguien de esa forma tan chota.
Y me desperté, como bien dije al empezar a escribir, abrazada a él, abrazándolo con todo mi cuerpo, y con la cara llena de lágrimas. Nunca me había pasado de llorar en un sueño y darme cuenta que lloraba dormida. Es más, escribo esto y lloro al recordarlo.
Apenas se despertó Pablo, se lo conté. Me dijo algo que me quedó grabado, tatuado en la cabeza: “Te lo estás provocando vos, vivís llamando al C”
Y si, puede ser. Vengo de una flia que sucumbió ante la puta C. Bisabuelo, tío, abuelo, abuela. Hace poco recuperé contacto con alguien que también la está luchando. Admito que soy hipocondríaca. Me duele la cabeza y ya pienso en un tumor. Vivo palpándome las lolas y las axilas por si tengo bultitos raros. Si me duele el estomago, ya me asusto. Cada vez que prendo un cigarrillo, me culpo.
Pero lo que más me hizo pensar, es lo siguiente: Porque esas dos zonas tan marcadas? Pulmones y ovarios?. Los pulmones, entiendo. Tengo que dejar de fumar. Estoy fumando demasiado, soy consciente de que tengo que largar el vicio. Ese mensaje lo entiendo.
Pero…los ovarios?. Que tipo de mensaje encierra eso?. Recuerdo que en el sueño, lo único que pensaba era en que tengo 30 años, que no quiero dejar de ser fértil, ni ser menopáusica a la fuerza, en que merezco pasar una vez más por la increíble experiencia de tener un bebé creciendo en mi panza.
En mi flia, todas las mujeres llegaron a los 40 y dejaron de menstruar. Algunas antes. Pero los 40 era el tope. Por ende, si la genética me suma a esa tendencia, me quedan 10 años más por delante de vida reproductiva. 10 años, no antes. Si bien en este momento, Pablo y yo decidimos que no estamos ni económicamente, ni psicológicamente preparados, sé que quiero tener un hijo con él. No ahora. Quizás en 5 años. Arreglamos volver a charlarlo dentro de 5 años, lo cual es un plazo lógico, teniendo en cuenta que en Mayo cumpliremos 2 años como pareja. Tengo la plena seguridad de que es ÉL con quien quiero hacerlo, no otro. Uno de mis mayores sueños es acunar a un bebito con sus mismos ojitos y sus mismos gestos, con mi nariz y mi boca. Va a ser una nena preciosa. Seguramente la eduquemos en un ambiente muy artístico, seguramente seamos más amigos que padres. Seguramente le hablemos de frente, sin edulcorarle la realidad. Seguramente Pablo va a ser muy celoso de su nena, y ella va a desarmarse de amor por su papá. Y va a llamarse Violeta Gisela. Y le voy a enseñar a cocinar, le voy a pintar las uñas, su papá le va a enseñar a tocar la guitarra. Es más, quizás le regalemos una guitarrita cuando cumpla 5 años. Y una de juguete apenas nazca. Y un micrófono de juguete. Y va a dormirse solo si su papá le canta. Y Pablo le va a escribir canciones desde que esté en mi panza. Vamos a ser sus nenas.
Merezco pasar por eso nuevamente. Con mi hijo pasé un embarazo de mierda, a nivel afectivo, lo tuve con un tipo con quien no quería tener hijos, con quien pasé 5 años porque él mismo me convenció de que yo no merecía algo mejor. A pesar de que amo a mi hijo, mi cachorro, más que a nada en el mundo, y fue amado desde el primer instante, quiero saber que se siente teniendo un embarazo deseado, buscado. Quiero un embarazo de a dos. Algún día lo viviré. Ojalá sea en 5 años.
Por lo pronto, tengo 30 años recién cumplidos y no quiero morirme. No sin haber conocido Italia, no sin haber ido jamás a dejar una lagrima en la tumba de mi mejor amiga, no sin haber visto crecer a mi hijo, no sin tener mi propia casa, con un patio con parrillita y una maceta con menta, romero y albahaca. No sin haber probado sushi y decidir si me gusta o no. No sin haberle cocinado una vez a mi viejo y que vea lo bien que me enseñó. No sin oír al menos una vez a mi madre decirme que está orgullosa de mi, o que hago algo bien. No sin oír a mi hermano felicitarme en vez de criticarme.
Dicen que esa enfermedad, la de la C, es un conjunto de broncas acumuladas, cosas que se callan, cosas que no se perdonan. Así que desde hoy, empiezo mi tratamiento anti-C. No voy a callarme más nada, ni a acumular broncas. A los que se consideran enemigos míos, los perdono (Perdón por ni siquiera considerarlos enemigos). A los que me consideran estúpida, también los perdono (Perdón por no tener ganas, o necesidad, de demostrarles cuanto se equivocan). A aquellos que alguna vez me juzgaron, los perdono (Y perdón por tener certeras razonar para hacer las cosas que hago). A mis ex novios, ex chongos, ex simpatías, los perdono (Y perdón por haberlos olvidado). A los que hablan a mis espaldas, los perdono (Y perdón por no malgastar mi tiempo imitándolos).
Por lo pronto, voy a vivir de otra forma. Intentaré dejar de fumar. Intentaré vivir sin miedo al mañana. Intentaré dormir de noche.
Voy a disfrutar de caminar descalza por mi casa, voy a disfrutar de estar sola en mi casa, voy a disfrutar tomar mate aunque sepa que después voy a tener acidez, voy a disfrutar cuando mis gatas se acuesten encima mio, en vez de quejarme porque están cada día más gordas y dependientes.
Voy a disfrutar de tener al lado al hombre que tengo, en vez de quejarme por sus pequeños defectos. Al fin y al cabo, tiene muchísimas más virtudes, jamás tuvo miedo a comprometerse conmigo, jamás me negó, ni mintió, jamás me dijo “Estás yendo muy rápido” ni “Vos me querés más de lo que yo te quiero”.
Voy a disfrutar de la hiperactividad de mi hijo, en vez de retarlo. Al fin y al cabo, es un caballerito, que cuando le pregunto “Como me queda esto?”, me dice “Estás hermosa mami”, me da la mano cuando vamos por la calle y me charla como si fuera adulto, tiene intereses muy copados para un nene de 8 años (me hizo interesarme nuevamente por la mitología, se fascina escuchándome contarle cosas sobre Egipto, escucha a Michael Jackson y se interesa sobre su carrera)
Si alguien que sepa sobre el significa de los sueños me lee, me encantaría una interpretación


viernes, 4 de marzo de 2011

Mi mejor amiga tiene pito

Me crié entre hombres. Detesto a las mujeres, detesto oir sus dramones, me aburren sus historias, no soporto escucharlas más de 15 minutos (Hermosa contradicción, trabajo con muchisimas mujeres y paso 1 hora con cada una!). Hace casi 4 años, cuando murio Gisela, perdí esa complicidad que se suele tener con una sola persona entre miles. Hace 1 año, de la forma más ridicula posible, tuve la increible suerte de encontrar ese ser maravilloso que sabe cuando menstruo, cuando no menstruo, cuando discuto con mi marido, sabe hablar y escuchar, sabe hacerme reir y entiende cada una de mis locuras, le gusen o no.
El tema, es que mi mejor amiga tiene pito. Es un nene. Y lo adoro!. Hoy me demostró lo bien ganado que tiene ese titulo. Me vino a buscar, previo al show, se banco mis nervios de groupie, me dio su silla para que vea mejor, me pagó la gaseosa y se desvio miles de cuadras para dejarme en la puerta de casa. Es el perfecto reemplazo de mi marido, solo que sin sexo, lo cual es genial!
La amistad entre el hombre la mujer EXISTE. Definitivamente. El flaco es capaz de bancarme horas, de cagarse de sueño para hacerle el aguante a mi marido, da, da y da, sin reprochar, sin pedir nada a cambio. Y es una tumba en cuanto a mis secretos. Es el unico que cuando necesité una mano amiga, se interesó, aún no estando de acuerdo con lo que hacía, llamandome todos los días para saber como estaba. Y eso no se olvida jamás.